Venezuela: ruidos y variables sobre el cambio por @Claudiopedia

Venezuela-Francisco-Rizquez-18.jpgfoto: Francisco Rizquez

¬ŅA qui√©n no le gustar√≠a ver la masificaci√≥n de la protesta como en el pasado, con millones de venezolanos marchando pac√≠ficamente en el oeste de Caracas? Aunque la mayor√≠a de la poblaci√≥n venezolana quiere cambio, la falta de asistencia masiva en algunas protestas obedece a un factor fundamental.

El r√©gimen aprendi√≥ la lecci√≥n y est√° usando una t√°ctica muy efectiva para desmasificar. Con la represi√≥n y generaci√≥n de violencia ‚Äďv√≠a GNB, colectivos e infiltrados- la autocracia espanta a muchos manifestantes e intenta deslegitimar la causa.

A mayor represión en protestas no-violentas, mayor probabilidad de reacciones violentas puntuales. Por esa razón, la oposición no puede controlar episodios incivilizados propiciados por la represión. Cuestionar a la oposición sobre este particular sería como plantear que es el mercado negro el que debe bajar precios frente a la escasez y los controles. Ni Gandhi, ni Mandela, ni Martin Luther King Jr. lograron contener focos violentos.

Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella

La no-violencia y la masificación de las protestas no son variables inmutables de toda transición exitosa.  Supeditar el cambio a estas dos variables es como poner todas nuestras esperanzas en una potencial renuncia voluntaria de Nicolás Maduro-Emparan. Pienso que no tiene mayor sentido encasillarse en escenarios deterministas o ideales.

Por un lado, estudios recientes sugieren que el √©xito de una campa√Īa de cambio de r√©gimen depende m√°s de su efectividad que de su naturaleza -no promovemos la violencia sino la honestidad intelectual. Por su parte, las jornadas de protesta durante la transici√≥n chilena no fueron multitudinarias, m√°s bien segmentadas. Esto no s√≥lo contradice el car√°cter infalible de una de las variables, tambi√©n demostrar√≠a que los conflictos se ganan con recursos disponibles, no con deseos.

Ante la dificultad inducida de masificar, apostaría a la resistencia proactiva-pacifista de la vanguardia, que fatigue, desmoralice y divida al contrario en las instancias interna, institucional e internacional. Cada vez que converjan esos tres elementos, el punto de ruptura podría ocurrir.

Como muestra un bot√≥n, el Ministro de la Defensa, Padrino L√≥pez, acaba de reconocer p√ļblicamente que la GNB ha cometido atrocidades en las protestas. Esto no s√≥lo evidencia el inocultable malestar del ej√©rcito al respecto, tambi√©n trasluce divisiones y rivalidades en la propia Fuerza Armada. Un segundo aspecto destacable es la confirmaci√≥n por parte de otra instituci√≥n ‚Äďadem√°s del Ministerio P√ļblico-, acerca del uso desproporcionado de la fuerza en contra de civiles. A confesi√≥n de parte, relevo de pruebas‚Ķ

A la fecha, las protestas presentan un balance general positivo y est√°n contribuyendo a elevar el costo pol√≠tico de las medidas de la dictadura. El principal reto de sustentabilidad no es ni la masificaci√≥n ni los conatos de violencia aislada ‚Äďque condeno rotundamente- sino la resistencia en s√≠ ‚Äďcu√°nto tiempo estamos dispuestos a permanecer en la calle bajo represi√≥n deliberada y sistem√°tica.

Prospectivamente, esta crisis aumenta el riesgo de un escenario donde los cerros bajan en Caracas y se fusionan con la vanguardia opositora. Si fuera el caso, no sólo ocurriría un fenómeno de masificación, también me temo que la estampida no será para hacer vigilia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s