¡No se les ocurra encanar a Capriles!

Ya se puso en marcha un plan de criminalización de la gesta que está encabezando Henrique Capriles Radonski en nombre de los más de 7.2 millones de ciudadanos que le dimos nuestro voto de confianza en las pasadas elecciones presidenciales.

Resulta que el chavismo cubano sin Chávez está buscando desesperadamente la forma de ponerle los ganchos al flaco por exigir, a título colectivo -no personal-, nuestro derecho democrático de abrir el 100 % de las cajas para auditar integralmente los resultados publicados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), tal y como lo permite el ordenamiento jurídico vigente.

Henrique ni siquiera ha hablado de fraude sino que está denunciando irregularidades que ponen en riesgo la confiabilidad del proceso. Tampoco se trata de un capricho de Capriles para desconocer los resultados pues ha expresado claramente que aceptaría la victoria de Maduro si así lo demostrara la auditoria solicitada. Por eso afirmamos que quien no la debe tampoco la teme, entonces no entendemos la intransigencia del ente comicial en relación con esta solicitud. Ello deja entrever  una tremenda incongruencia de cara a la imagen que proyecta el CNE en torno al sistema electoral venezolano, auto-catalogado como el más eficiente y transparente del mundo.

Si el chavismo cubano sin Chávez insiste con su pretensión de vincular infundadamente a Henrique con hechos delictivos como medida de retaliación política hacia nuestra legítima petición, sepa que Capriles no es cualquier ciudadano, Capriles se ha convertido en el máximo vocero de la otra mitad del país. Siendo así, el régimen tendrá que poner también tras las rejas a millones de venezolanos que estamos resteados con esta causa: Exigir el respeto a nuestro derecho a tener un proceso electoral imparcial, independiente y transparente.

Si el gobierno se come la luz encarcelando a Capriles, estaría provocando indirectamente una confrontación del pueblo. Igualmente pondría a la Fuerza Armada  Nacional en una situación muy delicada si le ordena reprimir y violar los derechos humanos de sus compatriotas.

En este sentido, si el gobierno realmente apuesta a la paz, que no cometa el error de poner preso a nuestro líder. Si el gobierno tiene la firme intención de evitar un derrame masivo de sangre, debe respetar la libertad de Henrique Capriles Radonski y proteger su integridad física.

Enchufados, no pierdan de vista que tendrían que rendirle cuentas a la comunidad internacional que inmediatamente pediría explicaciones ya que no es facil comprender porqué en un país “democrático” el principal representante de la disidencia estaría privado de su libertad.

Se acabaron los días en que el chavismo podía pantallear con su otrora indiscutido apoyo popular; eso quedó en el pasado, en tiempos de Chávez. Hoy, de este lado también hay una avalancha de pueblo y el 1% de diferencia a su favor, si fuere el caso, no hace mayor bulto.  ¡Raúl Castro no juegues con candela porque te vas a quemar!
Alerta pueblo. Tenemos que contrarrestar cualquier atropello contra Capriles. Estemos atentos, no podemos dejarlo solo en esta lucha porque, al final de cuentas, estaríamos dañándonos a nosotros mismos.

“Mientras tanto” tengamos presente que “no puede separarse la paz de la libertad, porque nadie puede estar en paz, a no ser que tenga su libertad.” (Malcolm X).  #VenezuelaSomosTodos

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s