La gran lección del 7-O

“Si te conoces a ti mismo y conoces a tu adversario, no necesitas temer al resultado de un centenar de batallas.” Sun Tzu.

El liderazgo político recibió una gran lección el 7-O. Por mi parte, aprendí que la esperanza también debe estar anclada firmemente a la tierra y que no debo confundirla con el milagro que, por el contrario, es aguardado desde la fe cristiana, en mi caso. Específicamente, he leído 3 mensajes que me ayudarán a comprender mejor este periodo revolucionario y la venidera transición que ocurrirá, como es natural, cuando el líder insustituible del oficialismo deje de mandar.

1. El Origen si Importa.

En estos años de revolución, Simón Bolívar es el único aristócrata venezolano a quien el colectivo tiene permitido amar, admirar y aplaudir. La mayoría del pueblo venezolano compró el mensaje de Chávez: Desconfía de la aristocracia porque es insensible y ajena a tu realidad. Capriles ha demostrado ser un político de quilates, si bien aristócrata, no reúne ninguna de las otras características.  Aunque el chofer del llamado autobús del progreso realizó la mejor campaña opositora de los últimos 14 años, el estigma que empaña su clase social influyó en los resultados. Al margen de este candidato, la oposición debe entender que el sector numéricamente más importante de Venezuela rechaza que lo estén impregnando de líderes fabricados, cuyos principales activos son tener mucho dinero y poder mediático. Un líder que aprenda a conocer y sentir cabalmente a Venezuela en sus 40 o 50 años de edad no es competencia electoral para Chávez y su legado. Por muy buenas intenciones que tenga esta persona, no podrá conseguir la identificación y química necesaria con gran parte del sector popular, en comparación con el arañero de Sabaneta que lleva décadas conviviendo y observando realidades por casi todos los senderos de esta patria tan diversa.

2. Reconocimiento y Respeto Reciproco.

Si la minoría cataloga de marginal e ignorante a la mayoría, no se puede esperar que de allá lancen flores en respuesta. Siempre será más fácil el insulto y la subestimación que dedicarse a entender por qué alguien piensa diferente y tiene otra situación de vida (en ambos lados hay ricos, clase media y pobres: Venezolanos). Los resultados electorales (55% y 45%) muestran que el país sigue dividido en dos costas sin puentes y que la salida no es electoral, es más que eso, pues mientras ninguna de las partes acepte la legitimidad de la otra, mientras no reconozcan que ambas tienen propuestas válidas para el desarrollo de este país, elecciones irán y otras vendrán pero el Caracazo estará allí, cual espada de Damocles.

3. Lo Social es lo más Importante.

Como consecuencia de la indiferencia frente al pobre, surgió un proyecto que visibilizó la pobreza; sí, aquella que siempre estuvo a la vista en Petare y proyectada en la voz de Alí Primera. Pero los sentidos de los beneficiarios de ese sistema estaban ocupados en su propio bienestar, miopes y sordos a la realidad que los rodeaba con cordones de miseria. ¿Por qué es difícil derrotar a Chávez en este momento? Estamos enfrentando a una persona que hizo del sistema de dádivas heredado, todo un mecanismo entramado de mendicidad colectiva a la cubana donde la limosna aquí se intercambia plata por apoyo político es mostrada como digno empoderamiento del individuo. Por décadas, el pobre se acostumbró a vivir sin buen servicio de electricidad, agua, seguridad, trabajo formal, propiedad privada, en el rancho, comiendo mal, con hospitales precarios y corrupción generalizada. Hoy en día, ese ciudadano visibilizado tiene en su pueblo o barrio por ejemplo un Mercal, Pdval, médicos cubanos, tierras invadidas para sembrar y criar ganado con los insumos regalados por el gobierno (porque el concepto préstamo es un eufemismo), su hijo tiene una Canaima, desayuno y almuerzo en la escuela gratis, etc. Aquí la calidad no es más importante que el agradecimiento a la caridad del líder. Ante ello, la propuesta alternativa de mejorar lo dado fracasará mientras Chávez esté al mando porque cualquier retador, antes de mejorar, todavía debe demostrar y convencer que va a seguir dando, algo que el campeón ya hizo se trata de un riesgo ciudadano, del temor sobre la continuidad de los proyectos sociales. Más vale pájaro en mano que cien volando… En Venezuela, hubo necesidades desatendidas a escala masiva y el Presidente las atendió sin eficiencia pero al menos lo hizo. Chávez se retirará invicto como el campeón venezolano peso pesado del populismo de todos los tiempos.

Veinte años de mi vida he pasado caminando por estas calles, las mismas que Yordano percibía, cargadas de una conciencia ciudadana escondida en la paciencia de la esperanza y hoy contenida con un mecanismo de mejor redistribución de las migajas de la torta negra. Pero la paciencia se acaba y cuando el pueblo estalla ni la vida le importa perder porque ya la ha perdido de todas maneras.

claudioj.sandoval@gmail.com

http://www.eluniversal.com/opinion/121012/la-gran-leccion-del-7-o

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s