¿Seré o no seré?

Profesor, si yo fuera marxista lucharía por la imposición de la propiedad colectiva. ¡Así es! Hijo. Recuerda que en las ideologías no hay punto medio. Esto quiere decir que si eres marxista no puedes tratar el asunto de la propiedad a tu conveniencia. Es muy claro y sencillo: Un marxista estaría en contra de la propiedad privada y por ende no es ni pretende ser un propietario. Complacido, colocaría todas sus pertenencias a nombre de la República Bolivariana de Venezuela.

Entonces, si fueras marxista tendrías que estar conforme con que tu casa y carro, por ejemplo, pertenezcan a todo el colectivo. Y aunque sacaste un título universitario, cuentas con postgrados y estás culminando el doctorado, Marx exige igualdad de resultados. Por eso, al ser marxista, estarías de acuerdo con la idea de que cualquier flojo también tenga el uso y disfrute de todo lo que has obtenido gracias a tus años de esfuerzo y trabajo. A fin de cuentas entre el flojo y tú no habría diferencia, son IGUALES ¿cierto?

Por supuesto, la administración y disposición de dichos bienes estaría a cargo del Estado supremo encarnado en tú Presidente, sus ministros, diputados, gobernadores, alcaldes y cuantos otros burócratas sean requeridos. Como buen marxista entenderías que por el bien de la patria es necesario que eventualmente el alto buró político designe a dedo a otros camaradas, sin que medie el voto popular, para que también participen en la gerencia del fruto de tu trabajo. Algo similar al caso de Jacqueline Faría, máxima cabecilla del Distrito Capital.

Profesor, yo como que de marxista no tengo nada. De hecho, considero que es muy cómodo ser marxista a partir de la propiedad y el trabajo ajeno. Bueno hijo pero puedes meterte a vivo criollo. ¡Ah! caramba profesor y ¿cómo es eso? Hijo se trata de ser marxista de palabra. Sabes que tienes buena labia y en este país eso es clave. Puedes tratar de ubicarte en un buen cargo burocrático y desde allí cobras comisiones, organizas cooperativas o empresas capitalistas por medio de testaferros, compras fincas, casas en urbanizaciones exclusivas, camionetas, avionetas, yates, te deleitas con el mejor whisky del mercado, compras voluntades con el dinero mal habido y el resto lo depositas en dólares o euros en bancos imperiales.

Profesor ¿me está sugiriendo que intente transitar el camino de la corrupción e inmoralidad? No hijo, solo quería llegar a este punto para advertirte que no tomes en serio el enamoramiento oficialista con Marx. Para comenzar, no existe verdadera formación ideológica y por tanto es más de lo mismo, se trata de una elite de vivos que alaban a los pobres y marginados elocuentemente mientras que cada día se hacen más ricos y poderosos.

Profesor le confieso que prefiero vivir en un sistema que consagre y garantice la propiedad privada. Solo así me siento protegido e incentivado a producir para mí, para mi familia y para la sociedad. Además, debe existir un mecanismo que prive a terceros de aprovecharse de lo ajeno, particularmente debo estar resguardado de aquellos sin méritos, que no se esfuerzan ni trabajan como Dios manda.

Bueno hijo, en vista de que me has pedido una orientación intelectual debo decirte que aún no sé si eres democratacristiano, socialdemócrata o liberal. En todo caso, si puedo asegurarte que NO ERES MARXISTA y aprovecho la ocasión para informarte que más del 80% de los venezolanos tampoco son marxistas pues no quieren que le quiten lo suyo, esto es hijo, su propiedad privada…

claudioj.sandoval@gmail.com

http://www.eluniversal.com/opinion/100726/sere-o-no-sere

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s